Cuestión de conciencia: Hoy en día las protectoras están desbordadas por perros o gatos que tuvieron en su día un hogar, pero cuando los propietarios se dieron cuenta de que tener un animal conlleva una serie de responsabilidades y de gastos que vieron que no podían afrontar decidieron deshacerse de ellos. Estos animales son seres inocentes, víctimas de un sistema de consumo en el que se le resta valor a la vida, ya que cuando tu pagas por un ser vivo estás tratándolo como un objeto, que no siente ni padece.

Hoy en día existen estudios científicos de sobra que demuestran que los seres vivos sienten dolor, tristeza, tienen emociones equivalentes a las nuestras con lo cual somos responsables de garantizar su bienestar y evitar su sufrimiento.

Todo ser vivo tiene derecho a la vivir una vida digna y a tener una segunda oportunidad. Con lo que podría gastarse una persona comprando un animal se podrían pagar los gastos veterinarios de uno adoptado durante unos cuantos años.

No siempre adquirir un cachorro es la mejor opción para todos, es más, hay personas para las cuales está más indicado un animal adulto o mayor. A la hora de adoptar hay que tener en cuenta muchos factores (edad de la persona que adopta, nivel de actividad, tiempo disponible para el tipo de animal, si se dispone de espacio suficiente, el poder adquisitivo…), hay que ponerlo todo sobre la mesa y analizar cual es la mejor opción.

Si compras estás favoreciendo la cria de animales para su venta, ¿pero qué significa esto? Tenemos que aprender a ver más allá: Muchos piensan que hacer criar a sus mascotas al menos una vez en la vida es beneficioso para ellas, pero nada más lejos de la realidad. Hay estudios de sobra que desmienten esto. No tiene ninguna ventaja para ellos; al contrario, la gestación conlleva un desgaste enorme y pone en riesgo su vida antes, durante y después del parto. Esto sin contar con que la mayoría de esos cachorros serán adquiridos de forma impulsiva y luego abandonados. Muchas hembras son sometidas a la cria indiscriminada a lo largo de toda su vida, una explotación en toda regla, y cuando ya no sirven para criar las desechan.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Teléfono de urgencias        960 26 60 66

Watch Dragon ball super