Adoptar a un perro o gato es una cuestión que debemos plantearnos seriamente y antes de hacerlo, quizá, lo más importarte de todo es plantearse algunas consideraciones que se deben de tener en cuenta antes de adoptar. Aquí os traigo 10 preguntas que debemos hacernos para saber si estamos preparados para darle un hogar a nuestro futuro amigo y las mejores condiciones para que tenga una vida plena a nuestro lado.

¡Vamos a ello!

¿Disponemos del tiempo necesario para la mascota que queremos adoptar?

La ventaja de adquirir un gato frente a un perro es que los gatos no precisan de tanta atención como un perro, pero ojo: los gatos son animales muy sociales y necesitan también de la compañía de su propietario, aunque no necesitamos sacarlos a la calle a pasear como en el caso de los perros.

Por el contrario adquirir un perro conlleva ya entre otras responsabilidades sacarlo a pasear mínimo 3 veces al día siendo el tiempo mínimo recomendado cada vez de 20 minutos. Se recomienda que al menos una de esas salidas sea de una hora.

¿Tenemos dinero suficiente como para garantizarle unos cuidados mínimos básicos?

Tenemos que contar con unos gastos anuales mínimos para sus vacunas, desparasitaciones, alimentación, esterilización/castración, identificación, permisos o licencias en caso de animales PPP (razas consideradas peligrosas), estancia o alojamiento en caso de vacaciones, y contar con visitas imprevistas al veterinario. Existen seguros y planes de salud que pueden ayudarnos a ahorrar y es interesante tenerlos en cuenta.

El animal que quiero adoptar ¿es el adecuado para mi?

Lo bueno de adoptar un animal es que los miembros de la asociación o protectora te pueden hablar del carácter o necesidades de ese animal en concreto, lo cual ya es una ventaja. ¿Se trata de un perro /gato tranquilo? O al contrario, ¿necesita mucha actividad? ¿Tiene algún tipo de patología? Etc

¿Qué haré con él cuando me vaya de vacaciones?

Sin duda es algo muy importante a tener en cuenta, ya que el mayor número de abandonos se dan en épocas vacacionales porque mucha gente no cuenta con que posiblemente donde tenían pensado ir no se permiten animales. Afortunadamente esto es algo que está cambiando, y cada vez hay más sitios donde se aceptan a nuestras mascotas.

perro gato adopcion consejos

¿Soy yo el propietario adecuado para ésta mascota?

Al igual que nosotros cada animal tiene una historia, un pasado más o menos feliz o amargo, y esto deja huella en su carácter y en su comportamiento. Necesitaremos también paciencia en su adaptación al nuevo hogar.

Los gatos necesitan afilarse las uñas.

Esto tiene su función a nivel de espalda , con lo cual debemos de disponer de un sitio adecuado para ello, y aunque existen feromonas que nos pueden ayudar a que vayan a un sitio concreto hay casos en los que son ellos los que eligen el sitio, y ese sitio suele ser el sofá de la casa; así que si estimas mucho tu sofá deberías tenerlo en cuenta, o comprarte uno con un tejido especialmente diseñado para gatos.

Los gatos no son como los perros, en general

Y digo en general porque a estas alturas ya he visto de todo. No por venir de la calle va a ser un gato arisco y no por ser un gato de raza va a ser super cariñoso, además normalmente “nosotros pertenecemos al gato”, es decir, el gato no suele obedecer a unas normas como puede hacer el perro; esto no significa que no se le pueda educar, de echo se debe hacer, pero nunca como a un perro.

Los pelos.

Si, los pelos. Si eres un maniático de la limpieza ten en cuenta que tener una mascota conlleva que los pelos van a formar parte de tu vida de ahora en adelante, por muy limpia que pretendas tener la casa. Posiblemente tendrás que aspirar la casa varias veces por semana. Actualmente existen robots diseñados especialmente para esto, así que ya no te quitará tanto tiempo como si tuvieses que hacerlo tú.

Las alergias.

Si tienes dudas sobre si puedes ser alérgico a los animales (esto es realmente al pelo y células de descamación), sería conveniente que te realizases alguna prueba antes. Háblalo con tu médico, ya que si fueses positivo: o una de dos, o estás dispuesto a medicarte o tendrás que renunciar a tener un animal. A veces la sintomatología es leve y se puede convivir con ellos sin tener que recurrir a la medicación. Cada caso es distinto y habrá que valorarlo de forma individualizada.

La maternidad/paternidad.

Si estás pensando en ser padre o madre tienes que tener en cuenta que tener una mascota conlleva tener unas responsabilidades, independientemente de si tienes hijos o no. Evidentemente tus hábitos van a cambiar, pero no te olvides de que ellos siguen estando ahí con todas sus necesidades, y piensa que para ellos esto también supone un cambio que puede afectar a su comportamiento.

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

Teléfono de urgencias        960 26 60 66

Watch Dragon ball super